5 tecnologías que mejorarán la vida en las ciudades dentro de cinco años.

Se estima que cada año en el mundo, 60 millones de personas se mudan a las ciudades y áreas urbanas, más de un millón de personas cada semana. El estudio sobre ciudades ha estado motivado por este incremento sin precedentes de la urbanización en nuestro planeta.

De hecho, el año pasado, se alcanzó un hito en la historia de la humanidad: por vez primera la mayoría de la población de nuestro planeta residía en las ciudades. En esta situación, las ciudades deben afrontar el crecimiento de sus poblaciones y el deterioro de sus infraestructuras, de manera simultánea.

En los próximos años, los sistemas destinados a hacer las urbes más inteligentes harán que éstas cambien en diversos aspectos y puedan hacer frente a su superpoblación.

  • En primer lugar, las ciudades tendrán sistemas inmunológicos más inteligentes. Este cambio vendrá provocado por el aumento del peligro de expansión de las enfermedades, consecuencia del incremento en la densidad de población.

  • En segundo lugar, las ciudades se construirán cada vez de manera más inteligente. Hasta ahora, los edificios han sido construidos con sistemas de calor, agua, alcantarillado y electricidad independientes entre sí. La tecnología de las nuevas construcciones hará que éstas funcionen como organismos vivos capaces de detectar y responder rápidamente para proteger a sus habitantes, ahorrar en recursos, y reducir las emisiones de carbono.

  • En tercer lugar, cada vez más los vehículos que se usan en las ciudades no utilizarán combustibles fósiles. Gracias a las nuevas tecnologías, sus baterías necesitarán ser recargadas en periodos de tiempo cada vez más largos. Estas recargas podrán realizarse gracias a fuentes de suministro, de redes energéticas inteligentes, situadas en sitios públicos

  • Las ciudades habrán de afrontar el incremento exponencial de la demanda de agua (que se espera se multiplique por seis en los próximos 50 años). Para ello, las urbes instalarán sistemas inteligentes de alcantarillado destinados a purificar el agua desechada para hacerla potable. Las tecnologías más avanzadas ayudarán a las ciudades a reciclar y re-usar el agua a nivel local, reduciendo así en un 50% el gasto de agua, y también el consumo energético derivado del transporte del agua en un 20%.

  • Las ciudades serán capaces de reducir y de prevenir las emergencias. Para ello, se crearán sistemas de registro y divulgación de datos a tiempo real.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s